jueves, 2 de septiembre de 2010

La Despedida

El tren espera a los últimos pasajeros. Allí fue la última vez que la vi.Llevaba puesto su vestido rojo, como solía hacer en las ocasiones especiales. También llevaba su maleta marrón, la de los largos viajes, llena por completo; llena de ilusiones,de esperanzas, de planes...

Ella sabía lo que odiaba las despedidas, sin embargo decidió irse. Tenía tantas cosas que decirle pero no sabía por donde empezar. Bastaba con un te quiero, aunque ya se había hecho demasiado tarde. Como si hubiese adivinado mis pensamientos, me besó y dijo:  Siempre estaré aquí contigo. Te quiero.

Estas palabras retumbaron durante años en mi mente.
Lo cierto es que en ese viaje no se fue sola, con ella también me fui yo. Se fueron mis esperanzas, mi ilusión y sobre todo se llevó parte de mi alma.

2 comentarios: