lunes, 27 de septiembre de 2010

Modo De Vida En El Frío

Cuando el frío se acerca y la decepción se convierte en tu modo de vida, te paras a reflexionar en que te has equivocado pero no encuentras la respuesta. ¿Y si tú no tuvieras la respuesta y la tuvieran los demás? Los demás. Esa gran masa a la que denominamos así para hacer una distinción; la distinción entre nosotros mismos y el mundo que nos rodea. Esos demás que actúan movidos por sus propios intereses, caminando unidos por cuerdas de nudos invisibles que llevan mucho tiempo rotas. Esos demás que te marcan el camino a seguir y que hacer. Si te separas de la masa ya no eres nadie por ti mismo, ellos dicen que no vales. ¿Pero quienes son? Yo no soy capaz de distinguir nada, sólo una masa gris me rodea.

Cuando el frío se acerca y la decepción se convierte en mi modo de vida, prefiero no buscar respuestas ni plantearme preguntas absurdas a las que, los demás, contestarán movidos por un impulso cerebral que les invita a hacerlo y a decir lo que todos dicen.  Yo no quiero caminar atada por ninguna cuerda, ni quiero formar parte de un todo monocromático. Yo quiero ser un todo por mi misma. Quiero moverme por impulsos, por sentimientos. Quiero defender de forma firme lo que creo sin que nadie me juzgue.

Al fin y al cabo sólo quiero seguir mi camino de baldosas amarillas.

3 comentarios:

  1. Hola Dede... He pasado por tu blog y me has soprendido. No solo tu pluma es brillante sino que tus pensamientos son verdaderamente conscientes, plenos y con una madurez increíble. Camina siempre con esa personalidad, bien definida. Alcanzarás siempre lo que te propones, dosificando la correspondencia de los demás. Ya que en la entrega no tienes duda.
    Te felicito!!!
    Espero volver por acá con más tiempo.

    Unha aperta.

    ResponderEliminar